¡Basta de las palomitas en el cine!

1

No se a usted, amigo lector, pero a mi me tienen cansado con el ruido que hacen otros espectadores al comer palomitas de maíz o pop corn*, o como quieran llamarlas, mientras ven una película en la sala del cine.
Lo peor es que lo hacen a mandíbula batiente, como si estuviera por llegar el fin del mundo y esa fuera la última comida.
Debo aclarar que me encantan las palomitas de maíz o pop corn o como quieran llamarlas, pero las como en casa viendo una peli o en un lugar donde no moleste a los demás.
Antes que se inventaran las modernas salas de exhibición, todo era diferente. Ahora también entran comiendo salchichas, hot dogs, o como quieran llamarles, según el país. También las patatas o papas crujientes, son parte de las torturas a las que son sometidas, personas que como yo, sólo quieren disfrutar de una película con tranquilidad.
¿No pueden comer antes o después de la exhibición? ¿Es necesario que coman allí? ¿No podrían quedarse en casa, alquilando una peli y entonces comer lo que les venga en gana, sin molestar a los demás?
También están quienes en el colmo de la desaprensión dejan todo tirado en el suelo en los pasillos entre butacas, debiendo uno hacer contorsionismo para esquivar los botes de bebidas y palomitas para salir de la sala.
Pero esto no es todo, existen otros personajes; los dependientes del móvil o celular, o como quieran identificarlos según el país donde vivan.
Si se tiene la desgracia de sentarse al lado de uno de estos especímenes, cada tantos minutos, abrirán el aparato para ver si tienen mensajes, y la luz que emiten en la oscuridad, se transforma en un foco destellante que molesta a todos quienes están alrededor.
Sobre los espectadores que hablan y explican a viva voz las escenas de la película, sin respetar el silencio de los demás, y de quienes con sus piernas y movimientos nerviosos golpean el respaldo del espectador que tienen delante, hablaremos en otro artículo.
Ahora, si me permiten, me voy al cine a ver una película que ya vi; sólo para hablar en voz alta y anunciar a gritos, quien es el asesino. Total a pocos les va a importar, si la mayoría va a comer, o a conversar con su acompañante y el resto estará consultando el móvil o celular, o como quieran llamarle.
*palomitas de maíz, pochoclos, pururú, pop corn, canchita, canguil, pororó, cotufas, poporopos, crispetas, maíz pira, cabritas de maíz,maiz tote, pipocas, rosetas, roscas, tostones, o cocaleca son un aperitivo elaborado a base de algunas variedades especiales de maíz que adquiere estos nombres diferentes según el país donde se consuman.

1 Comentario

  1. No puedo estar más de acuerdo. Enhorabuena por este texto. ¡Basta ya de agredir a los que disfrutamos del cine! ¿Es mucho pedir ver una película en silencio?

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí