Carrió: “Cristina (Kirchner) buscará la reelección indefinida y Binner lo avalará”

0

La candidata presidencial de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, advirtió en el día de ayer que el kirchnerismo buscará una “reforma constitucional” que le permita “la reelección indefinida” a Cristina Kirchner, al tiempo que subrayó que Hermes Binner avalará el inicio de ese proceso.
Según Carrió, el plan del Gobierno para después de las elecciones del próximo 23 es buscar una reforma constitucional, que “solapada detrás de un cambio al sistema parlamentario, esconde una reelección indefinida”.
En conferencia de prensa en el instituto Hannah Arendt, Carrió volvió al ruedo, tras los magros resultados de las primarias del 14 de agosto, cuando prometió centrar la campaña en sus legisladores.
“Masivamente, hay que ir a votar en contra de la reelección indefinida”, enfatizó Carrió, acompañada por los candidatos de su espacio Juan Carlos Morán, Héctor Flores, Mario Llambías y Fernando Iglesias.
Según Carrió, se trata de “un tema vital”, que el Gobierno comenzó a instalar a través de su “juez militante, Eugenio Zaffaroni”.
“(Zaffaroni) ya está haciendo campaña con La Cámpora para ser el candidato a convencional de la Ciudad de Buenos Aires”, disparó Carrió.
La postulante presidencial dijo que el objetivo del Gobierno es “perpetuar en el poder” a Cristina Kirchner, “cambiando de Presidenta a jefa de Estado”.
“Si se adopta el sistema francés, Cristina podría tener, después del siguiente (que terminaría en 2015 si es reelecta), otros dos mandatos de seis años cada uno”, subrayó Carrió y señaló que se estaría “ante veinte años de kirchnerismo”.
La jefa de la CC se mostró “preocupada” por la postura de los distintos partidos de la oposición, que —según dijo— podrían facilitar el inicio de la reforma constitucional, para la que se necesitan los dos tercios de los presentes en la Cámara baja.
“Es preciso que todos los partidos se expidan sobre el tema. Está en juego la libertad”, recalcó.
En ese sentido, aseguró que “hay fuerzas de la oposición que contemplan en su plataforma la voluntad de una reforma constitucional”, como el Frente Amplio Progresista (FAP) de Binner.
“Esto le dará los votos al oficialismo para imponer una reforma constitucional que puede significar la puesta en peligro de la libertad de expresión en la Argentina”, dijo Carrió.
“Cristina Kirchner sola no puede habilitar la reforma, pero con el Frente Amplio sí podría. Esto es un pacto de Olivos II”, sostuvo la diputada nacional.
Durante la conferencia, Carrió repartió una copia del programa de gobierno del FAP entregado ante la Justicia Electoral, en el que afirma: “Consideramos necesario impulsar una reforma constitucional que reemplace el sistema presidencialista por uno de carácter parlamentario”.
Aseguró que sus declaraciones no buscaban “hacer campaña en contra de un candidato”, en referencia al gobernador santafesino, y sostuvo: “Pueden votar por quien quieran, por Binner, por Cristina, pero no a sus candidatos a diputados”.
De todas formas, ironizó sobre el vínculo entre la primera mandataria y el socialista y se preguntó “cuándo hubo tres actos de una presidenta con su opositor” en una misma provincia.
Carrió dijo que en el radicalismo “hay sectores” que podrían acompañar una reforma, al tiempo que advirtió que del peronismo disidente también podrían salir dirigentes que avalen la medida.
De hecho, Eduardo Duhalde, candidato presidencial del sector, es un histórico defensor del cambio de sistema de gobierno y hasta Raúl Alfonsín había pedido pasar a un sistema mixto, luego de dejar el poder.
No es la primera vez que la oposición advierte sobre la posibilidad de que se avance hacia una reforma.
De hecho, durante el discurso de apertura de sesiones ordinarias del Congreso de este año, la jefa de Estado lo negó pidiendo que no se hicieran “los rulos” quienes se habían trenzado en el debate, luego de que la diputada oficialista Diana Conti promoviera una “Cristina eterna”.
“Después de octubre va a venir muchos que se pasen al kirchnerismo. Es impensable creer que Cristina quiere un sistema parlamentario para limitar su poder”, señaló Carrió.
A su entender, la única manera de “frenar” los supuestos planes oficialistas es “votar por diputados que aseguren que van a votar en contra”.
“Pido el voto para los diputados y senadores de la Coalición Cívica, porque van a ser la única defensa de la sociedad”, resaltó Carrió, que recordó que la ciudadanía no la acompañó en las primarias porque —dijo— “se cansó de que le digan la verdad”.
“Yo no quiero gobernar un país que no quiere la verdad, que no quiere la transparencia. Ahora no tengo más que decir la verdad, porque nadie habla. Yo sé que mataron al mensajero para no escuchar el mensaje, pero yo estoy espléndida, porque el mensajero también está cansado”, reflexionó Carrió.
Luego de las primarias, la diputada nacional redujo sus apariciones y todas las veces que salió en público lo hizo junto a sus candidatos a legisladores, excepto en esta oportunidad, que volvió a protagonizar una actividad.
En este contexto, ayer mismo un nuevo cable diplomático difundido por el sitio Wikileaks reveló los pronósticos políticos de la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, a mediados de 2006, poco más de un año antes de las presidenciales que consagrarían a Cristina Kirchner.
El cable, difundido por el diario Ámbito Financiero, está fechado el 25 de agosto de 2006 y narra un encuentro que había tenido lugar el día anterior entre el entonces consejero político y segundo de la Embajada, Michael Matera, y la candidata presidencial.
En el transcurso del diálogo, la dirigente arriesga su visión de lo que vendría en los años siguientes: Néstor Kirchner sería reelecto en 2007, intentaría cambiar la Constitución para lograr otro mandato a partir de 2011, pero caería antes de poder concretarlo, por lo que la oposición debía estar “lista para asumir”.
Los supuestos dichos de Carrió así son reflejados por el cable: “Kirchner probablemente ganaría la reelección en 2007, pero fallaría en el largo plazo”, ya que, “pese a su aparente fortaleza política, su base de apoyo es frágil”; “Kirchner no podrá modificar la Constitución para postularse de nuevo en 2011 porque caerá antes de tener la chance” de hacerlo; “la oposición necesitaba estar lista para asumir el poder cuando Kirchner caiga”.
“Consultada sobre el futuro de su antiguo partido, la Unión Cívica Radical, dijo que se estaba muriendo. La convención partidaria que empieza mañana es el comienzo del fin “, vaticinó la candidata, según Matera.
Redacción de Tribuna de Periodistas

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí