Festival de Cine de Gijón; sobre totalitarismos y avasallamientos

0

Luis Martínez en un artículo del diario español El Mundo parcializa sus comentarios para tratar de defender la permanencia de Cienfuegos en la dirección del Festival Internacional de Cine de Gijón.
Tal vez el señor Martínez no se haya percatado que no estamos bajo un régimen totalitario y que el Foro Asturias ganó las elecciones; legalmente tiene el derecho de poner a quien quiera en un cargo de confianza.
El señor Cienfuegos fue impuesto hace 16 años por los socialistas y estaban en su derecho de hacerlo y nadie podía quejarse; eso se llama democracia, algo que quizás para algunos no sea importante.
Los totalitarios apelan a la prepotencia y al avasallamiento de las decisiones de los pueblos, y no creo que el señor Martínez ni El Mundo quieran entrar en esa catalogación.
Las mayorías deciden y nadie puede entrometerse, nos guste o no y si los elegidos soberanamente, equivocan su gestión, las urnas darán luego su veredicto, para castigarlos con la derrota.
Opinar podemos todos, pero avasallar nunca. En mi opinión personal, Cienfuegos ya cumplió su ciclo y dignamente debe dar un paso al costado. Los 16 años lo han desgastado y eso no es bueno.
Pasarle por arriba a la decisión soberana del pueblo asturiano, que con su voto quería el cambio en toda la administración de Asturias, no es democrático.
La alternancia en los cargos públicos, es la mejor garantía de transparencia en una democracia; pretender otra cosa nos lleva a un terreno peligroso, el del totalitarismo.
Cuando las urnas dan su veredicto; los totalitarios no tienen argumentos y apelan a cualquier cosa para atacar a algo tan hermoso como es la libre elección y el derecho que tienen las mayorías de cambiar y nombrar a funcionarios de su confianza en la gestión pública.
Desde el PSOE quieren el cargo vitalicio para Cienfuegos
Carmen Veiga Porto, edil del Grupo municipal Socialista del Ayuntamiento de Gijón, dio otra muestra de intolerancia al mejor estilo stalinista, al señalar en una rueda de prensa lo que para ella y su partido es una medida de «empobrecimiento cultural» al dar por finalizada la gestión de Cienfuegos al frente del festival de cine.
La edil lo compara con la historia del “motorista franquista” en alusión a que durante la dictadura del general Franco las destituciones de cargos oficiales se realizaban remitiendo, a través de un motorista, las cartas de destitución a sus destinatarios, pero, agregamos nosotros, si hubiera sido en la vieja URSS, Stalin, lo habría eliminado o desterrado a la Siberia, no le bastaba con la destitución. Las cosas como son.
Cienfuegos fue nombrado para ejercer su función en 1995, durante el tercer y último mandato del socialista Vicente Álvarez Areces como alcalde de Gijón. Luego, a partir de 1999, la sustituta de Álvarez Areces, la también socialista Paz Fernández Felgueroso, lo mantuvo en el cargo por ser un funcionario del riñón de Areces, pero estaban en su derecho de hacerlo, como ahora el Foro Asturias está en su derecho de cambiarlo. Punto y aparte.
La decisión del pueblo en las urnas no les importa, tienen un afán desenfrenado de poder; un poder que les quitó la gente y eso les duele. Sería mejor que se pongan “les madreñes”, para trabajar en serio y olvidarse que Stalin, está muerto y, que su totalitarismo fue nefasto para la vieja URSS, sin olvidarnos de varios otros dictadores, tanto de izquierdas o de derechas, que trataron de imponer al mundo sus razones por la fuerza. La democracia es todo lo contrario.

Jorge Delgado

Los columnistas y colaboradores escriben a titulo personal y las opiniones vertidas en este medio, no reflejan necesariamente la línea editorial del periódico.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí