¿Qué es un estadista?

1

La Real Academia de la Lengua Española define la palabra “estadista” como “Persona con gran saber y experiencia en los asuntos del Estado”, pero su significado va más allá de una breve definición académica.
Una frase de Winston Churchill, define claramente lo que es un hombre de Estado: “El político se convierte en estadista cuando comienza a pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones” y esto parece ajustarse como anillo al dedo en los casos concretos de Hugo Chávez en Venezuela, Cristina Kirchner en Argentina, Rafael Correa en Ecuador, Evo Morales en Bolivia y Daniel Ortega en Nicaragua entre algún otro mandatario.
En esta notable lista, por razones obvias no incluimos a los hermanos Castro de Cuba, ya que allí no piensan, como dijo Churchill, en próximas elecciones y por si acaso, tampoco piensan en las próximas generaciones.
Los otros candidatos que hemos mencionado, pretenden eternizarse en el poder; Chávez va por su tercera re-reeleción, Cristina Kirchner intenta cambiar la Constitución argentina para que le permita postularse también por tercera vez y Evo Morales, Rafael Correa y Daniel Ortega siguen el mismo camino reeleccionista en sus respectivos países, para lo cual cambian la Constitución para que esta se adapte a sus deseos.
No conocen una garantía que da la democracia, la alternancia en el poder. No aceptan dejar a otro en su lugar, aunque sea de su mismo partido político. Lo hizo Lula en Brasil con Dilma Rousseff, pero su ejemplo no cundió entre sus pares latinoamericanos.
Pero ese afán de perpetuarse en el poder a cualquier precio, no los transforma en estadistas. Viven obsesionados con los medios de comunicación, creen que todos están en su contra y arremeten, acosan, enjuician o directamente cierran medios por el simple hecho de no ser complacientes con el poder.
Hablan de que en sus países existe la libertad de prensa, pero persiguen a periodistas o medios por pensar diferente y en venganza, entre otros apremios, les quitan la publicidad estatal.
Se autodefinen como defensores de los derechos humanos, pero desde Ecuador y y Venezuela se denigra a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y exigen su disolución, porque algunos de sus fallos no le han sido favorables a los intereses de los gobiernos de Correa y de Chávez; desde Argentina se denuncia en la Organización Mundial de Comercio (OMC)que algunos de sus productos por posible proteccionismo comercial, no entran en determinados países, pero tratan de ocultar que Argentina encabeza el ranking mundial por medidas proteccionistas a la entrada de importaciones.
Ninguno de ellos piensa o actúa como un estadista y nunca lo serán, están muy alejados de ese rol.
Entre otras cosas para ser un estadista, se exige visión a futuro y desprendimiento de las ambiciones personales y tener la grandeza para concertar grandes acuerdos nacionales aunque sean ideas de otros y principalmente, tener el don de la ubicuidad para comprender y asimilar que estuvieron demasiado tiempo en el poder y que ya es hora de permitir el recambio generacional; pero claro…eso lo hacen los estadistas.
R.C.*
*Los columnistas y colaboradores escriben a titulo personal y las opiniones vertidas en este medio, no reflejan necesariamente la línea editorial del periódico.

1 Comentario

  1. ojala, todos nuestros presidentes en América fueran estadistas pero ,tristemente vemos que no. siguen una linea dictatorial en algunos países mas disfrazada que en otros .
    esta definición me deja muy claro que es un estadista tal vez hay mas estadistas entre la gente que entre gobernadores.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí