Congreso argentino exhorta al gobierno a negociar con Uruguay por el canal de Punta Indio

0

Diputado argentino Alberto Asseff
Diputado argentino Alberto Asseff
Por iniciativa del diputado argentino, Alberto Asseff del Frente Renovador, la Cámara de Diputados de la Nación, emitió una declaración de beneplácito por apertura del canal Magdalena y de exhortación a cooperar con Uruguay para mantener canal de P. Indio.
La propuesta del diputado Alberto Asseff, logró que el Congreso de Argentina exhortara al gobierno a negociar con Uruguay por este tema.
El legislador nacional, Alberto Asseff, había presentado una propuesta al Congreso donde manifiesta que “la política del buen vecino nos compele a negociar con Uruguay el mantenimiento conjunto del Canal Punta Indio a fin de evitar perjuicios innecesarios y evitables al hermano país la política del buen vecino nos compele a negociar con Uruguay el mantenimiento conjunto del Canal Punta Indio a fin de evitar perjuicios innecesarios y evitables al hermano país”
Diputado Asseff: Declaración de beneplácito por apertura del canal Magdalena y de exhortación a cooperar con Uruguay para mantener canal de P. Indio – 12-07-2014

La Cámara de Diputados de la Nación

DECLARA
1) Su beneplácito con la construcción del Canal Magdalena en el Río de la Plata, que implicará una ostensible mejora en la accesibilidad de los puertos de Quequén y Bahía Blanca.
2) Asimismo, vería con agrado que se iniciaran negociaciones con la República Oriental del Uruguay para convenir el mantenimiento conjunto del Canal Punta Indio en el Río de la Plata, actualmente a cargo de nuestro país y que implicaría un beneficio mutuo para ambos Estados hermanos.
FUNDAMENTOS
Señor Presidente:
El gobierno uruguayo rechazó la construcción por parte de la Argentina del canal “Magdalena” en el Río de la Plata, limítrofe entre ambos países, por entender que afecta la viabilidad del puerto de Montevideo.
Las autoridades uruguayas presentaron un documento ante la delegación argentina en la Comisión Administradora del Río de la Plata en el que expresaron su “enfático rechazo” a la construcción del canal, que demandará una inversión de 306 millones de dólares.
El documento, que incluye 40 preguntas de carácter técnico sobre la obra, manifiesta que Uruguay nunca dio su consentimiento para la construcción del canal y que se trata de una acción “unilateral” de Argentina que “violenta” el Tratado de Límites del Río de la Plata, firmado el 19 de noviembre de 1973 por los presidentes Juan Domingo Perón y Juan María Bordaberry.
“En un primer nivel se dejó constancia del enfático rechazo a esa decisión que consideramos unilateral, que no respeta los términos de consultas del Tratado del Río de la Plata y lo violenta. Uruguay rechaza firmemente el llamado a licitación hecho por Argentina”, dijo el vicepresidente de la Administración Nacional de Puertos de Uruguay, Daniel Montiel, al diario El País.
El gobierno argentino tiene la meta de construir un desvío en el canal Punta Indio, su actual salida al exterior desde Buenos Aires, para lo cual hizo un llamado a licitación.
El nuevo canal, denominado “Magdalena”, de unos 53 kilómetros y 12 metros de profundidad, estará en aguas de uso común pero facilitará el acceso a los puertos de Bahía Blanca y Quequén- y si se completa el dragado tan demorado, también el de Mar del Plata -, lo que se estima hará más atractivo el trasbordo de mercaderías en esas terminales que en el puerto de Montevideo.
En efecto, el canal Punta Indio, boca de salida de Buenos Aires, es mantenido y dragado por la Argentina. Si se construye el desvío denominado Magdalena contraza y apertura a la zona beta del canal Punta Indio de Km. 143.900, el Codillo, hasta la Isobata de 12 m -Río de la Plata, además de fortalecer a los puertos argentinos, un importante tramo del canal Punta Indio no tendrá mantenimiento y según los diplomáticos del país vecino complicará la llegada de barcos al puerto de Montevideo.
La obra es de vital importancia para la República Argentina y a la par se ha desatado en Montevideo una tormenta política ya que se acusa, por parte de la oposición nacionalista y colorada, al gobierno del presidente Mujica de desidia y negligencia ante el consentimiento dado por el país oriental al nuestro en el marco de una reunión plenaria del Comité Administrador del Río de la Plata en 2006, sin justipreciar los perjuicios que podrían devengarse para Uruguay.
Por ello, a la par de expresar nuestro beneplácito con la decisión de construir el Canal Magdalena que traerá aparejados importantes beneficios para nuestra actividad portuaria y comercial, la política del buen vecino nos compele a negociar con Uruguay el mantenimiento conjunto del Canal Punta Indio a fin de evitar perjuicios innecesarios y evitables al hermano país.
Es evidente de toda evidencia que la Argentina y el Uruguay, en lugar de querellarse, deben cooperar. Lo impone la historia y el destino. El canal de Punta Indio deberá continuar operativo y esos trabajos que necesita para mantenerse deberán costearse en común con la otra banda del Plata. Correlativamente, la Argentina tiene pleno derecho y notoria necesidad de mejorar su actividad portuaria. Esto es lo que implica habilitar el canal Magdalena.
Pido por ello el apoyo de mis pares para la sanción de este proyecto.
Dr. Alberto Asseff
Diputado de la Nación

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí