Al juez Baltasar Garzón le preocupa solo el caso Maldonado: los otros desaparecidos no existen

0

El ex juez Baltasar Garzón con el ex jefe de gabinete Abal Medina cuando cumplía funciones contratado por Cristina Kirchner
Otra vez Baltasar Garzón, el juez español suspendido de sus funciones por irregularidades en su país, sale a opinar ahora sobre la supuesta desaparición del ciudadano argentino Santiago Maldonado, que según versiones habría estado en un incidente en Cushamen el pasado 1 de agosto participando de una protesta violenta de indígenas mapuches, con un posterior enfrentamiento con la Gendarmería argentina.
Garzón, connotado defensor de los gobiernos kirchneristas, de los cuales fue funcionario contratado por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, ha salido a dar su parecer, pero lo hace solo en el caso de Maldonado, sin mencionar los otros desaparecidos durante los gobiernos de sus exempleadores.
En un comunicado “La Fundación Internacional Baltasar Garzón denuncia que la desaparición de Santiago Maldonado tiene toda la naturaleza de desaparición forzada. Y todo lo sucedido, el silencio, la confusión, de noticias falsas, el negacionismo oficial, es algo ya demasiado conocido en la historia de Argentina”.
Luego agrega: “La Fundación Internacional Baltasar Garzón se suma a las protestas que amplios sectores de la sociedad argentina y diversas personalidades están realizando para reclamar la verdad sobre lo ocurrido al joven activista. Santiago Maldonado, de 28 años, desapareció el pasado 1 de agosto, cuando fue visto por última vez mientras participaba en una manifestación de la comunidad mapuche Lof Cushamen en Esquel, provincia argentina de Chubut, que fue reprimida por efectivos de la Gendarmería argentina (policía de frontera)”.
Pero en forma temeraria Garzón califica -de oídas y a la distancia- presuntas aseveraciones de desconocidos como válidas, mientras que a otras, sin explicación alguna, las rechaza señalando: “El Gobierno de Macri niega que el joven haya sido detenido. Entre otras contradictorias afirmaciones señalan que según ciertas fuentes se le ha visto a 1.500 km. de distancia o han aventurado la posibilidad de que Maldonado fuera víctima de una pelea días antes, en la que no intervinieron los agentes. Frente a estos débiles argumentos hay testigos que aseguran que la Gendarmería Nacional, tras recibir la orden de intervenir en la manifestación, capturó al joven activista”. Las que le sirven a su razonamiento son ciertas, las otras son mentiras, para Garzón.
¿Por qué al inefable ex magistrado le importa solo el caso del joven Santiago Maldonado? ¿Acaso porque los desaparecidos antes y durante el kirchnerismo no tienen el mismo valor humano?.
Garzón no pregunta donde está Jorge Julio López, desaparecido el 18 de septiembre de 2006 luego de dar testimonio en un juzgado contra el represor Miguel Etchecolatz. Esta desaparición ocurrió durante el mandato de Néstor Kirchner y nunca se dieron datos sobre su paradero, como en otros casos que Garzón no menciona.
El interés del kirchnerismo es colocar esta presunta desaparición de Maldonado como un hecho similar a los que ocurrían durante la aberrante dictadura militar, para dinamitar el gobierno de Mauricio Macri. Como nunca antes se ha montado toda una estrategia de marketing, con el reparto de camisetas con la foto del joven desaparecido y carteles para salir en las protestas.
En un artículo de la agencia Telam, el periodista Horacio Raña, jefe de la sección Internacionales, explica con claridad lo que ocurre alrededor del caso Maldonado. Un trabajo periodístico que a Baltasar Garzón le hace falta leer para informarse. Alli Raña expone:
De acuerdo a un informe realizado por la Correpi (Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional), desde el retorno de la democracia en 1983 hasta la fecha hubo 210 desapariciones, 70 de ellas (el 30%) en los tres gobiernos kirchneristas. Nunca, desde sector alguno de la oposición, se llegó al absurdo de trazar un paralelo con el plan sistemático de desaparición de Videla y compañía.
LEA: Los desaparecidos buenos y los desaparecidos malos
A todos nos interesa que se conozca la verdad sobre el caso Maldonado, pero no es la forma de actuar parcializada de Baltasar Garzón, la que arrojará luz sobre este hecho. Lo del exmagistrado español es fomentar aun más la confrontación que se manifiesta en las violentas protestas donde ya hay heridos.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí