Icndiario.com | Lunes, 18 de Diciembre de 2017 | Contactar con ICNDiario
Iberoamérica Central de Noticias

De la mano de Messi, Argentina va directo al mundial de Rusia 2018

Sin descanso en su anhelo de ganar en la altura de Quito, los dos veces campeones del mundo (Argentina 1978 y México 1986) pasaron a ser lo dominadores del compromiso ante unas 29.000 personas, que llegaron al estadio Olímpico Atahualpa

El astro argentino desplegó su mejor repertorio en el estadio Olímpico Atahualpa de Quito y llevó a su país a su décima octava Copa del Mundo, que disputará en Rusia el próximo año (Foto Micaela Ayala -Andes)

Quito, 10 oct (Andes).- Con tres tantos del rosarino Lionel Messi, Argentina espantó los fantasmas de la eliminación, clasificó a su décima octava Copa del Mundo y venció 3-1 a un Ecuador que inició ganando el compromiso, disputado en el estadio Atahualpa de Quito, pero que no supo contener a uno de los mejores jugadores del mundo.

La ‘Albiceleste’ solo se ausentó de los Mundiales Francia 1938, Brasil 1950, Suiza 1954, y México 1970.

Argentina empezó de la peor forma posible dentro del planteamiento del estratega ecuatoriano, Jorge Célico, porque al minuto de juego los locales se pusieron adelante en el marcador por intermedio de Romario Ibarra, quien en dos partidos oficiales con la Tricolor marcó dos goles. El anterior fue en la derrota 1-2 frente a Chile.

Lejos de responder, la ‘Albiceleste’ se encontró maniatada por la buena labor del mediocampo local, liderado por José Francisco Cevallos y bien acompañado por los Jefferson, Orejuela e Intriago, quienes cumplían labores de marca y distribución de la pelota.

A lo que atinaban los dirigidos por Jorge Sampaoli era tocar con el astro Lionel Messi y acercarse al arco defendido por Máximo Banguera, a base de tiros desde fuera del área. Los suplentes visitantes se volvían locos ante las decisiones del árbitro brasileño Andersson Daronco y porque estaban abajo en el marcador.

No obstante y como casi siempre si uno cuenta con el mejor jugador del mundo en sus filas, el rival corre el riesgo de ver caer su portería en cualquier momento, aun así el equipo de esta estrella no pase por un buen momento. Así fue como los gauchos llegaron al empate, gracias a una gran acción de Messi.

El astro del FC Barcelona de España trasladó la pelota desde tres cuartos de cancha se la cedió a Ángel di María y este como casi nunca en el caso de ‘La Pulga’ se la devolvió correctamente para que el 10 derrote con un suave toque al golero tricolor.

Sin descanso en su anhelo de ganar en la altura de Quito, los dos veces campeones del mundo (Argentina 1978 y México 1986) pasaron a ser lo dominadores del compromiso ante unas 29.000 personas, que llegaron al estadio Olímpico Atahualpa. Esa mejor predisposición los hizo dar la vuelta al tanteador.

Cuando todo depende de Messi y este aparece con todo su repertorio las cosas se hacen más fáciles. Y aún más si los defensores rivales le dan espacios y se desconcentran, algo que sucedió en el minuto 19 cuando el rosarino. de 30 años, aprovechó un despiste de Robert Arboleda y con un remate letal ocasionó el delirio de los casi 3.000 argentinos que se concentraron en la general noroccidental del recinto capitalino.

Pero los grandes tienen derecho a fallar y el capitán de la selección de Diego Maradona y Carlos Gardel, lo hizo en dos ocasiones en la recta final del primer tiempo. La primera despejó al medio un tiro de esquina cobrado a favor de Ecuador lo que provocó peligro al guardameta Sergio Romero y en la segunda envió un pase muy largo a Di María.

En el final del primer tiempo los ecuatorianos, encabezados por Enner Valencia que reemplazó a Cevallos, se fueron en silencio, mientras que los visitantes se reunieron en el centro del campo para decirse un par de palabras y dirigirse al camerino sur.

Durante el segundo episodio, Argentina controló las revoluciones y el desgaste propio de la altura quiteña (2.850 msnm) con un juego más pausado, manejando la pelota y de vez en cuando entregándole la pelota a su estandarte para que la tenga lejos de su portería.

Fue así que este pequeño-gran jugador volvió a desbaratar el tablero de la defensa local y con una pincelada liquido el partido y las pretensiones de la escuadra de la Mitad del Mundo en el minuto 61 con un toque de izquierda que dejó estático al golero Banguera. La sutil definición del crack argentino hizo que los cerca de 30.000 aficionados presentes en el Atahualpa se rindieran ante su inmejorable rendimiento.

El estadio Olímpico Atahualpa volvió a sonreír a un equipo argentino en esta temporada. El primero fue Atlético Tucumán, que eliminó a El Nacional en la segunda fase de la Copa Libertadores, luego el turno fue para la selección Sub 20 que en una dramática definición clasificó al Mundial de la categoría disputado en Corea del Sur y ahora al combinado mayor.

Ficha del partido:

Estadio: Olímpico Atahualpa (Quito)

Asistencia: 29.000 espectadores aproximadamente

Árbitro: Andersson Daronco (Brasil)

Goles:

Ecuador: Romario Ibarra (minuto 1)

Argentina: Lionel Messi (minuto 12, 19 y 61),

Amonestaciones:

Ecuador: José Francisco Cevallos (TA)

Argentina: Lucas Biglia (TA), Marcos Acuña (TA)

Alineaciones:

Ecuador: Máximo Banguera; Pedro Velasco, Robert Arboleda, Darío Aimar, Cristian Ramírez; Jefferson Orejuela, Jefferson Intriago (Jonny Uchuari), Renato Ibarra, José Cevallos (Enner Valencia), Romario Ibarra; Roberto Ordóñez (Michael Estrada). DT: Jorge Célico.

Argentina: Sergio Romero; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Javier Mascherano, Marcos Acuña; Eduardo Salvio Federico Fazio), Enzo Pérez, Lucas Biglia; Ángel Di María (Leandro Paredes), Lionel Messi; Darío Benedetto (Mauro Icardi). DT: Jorge Sampaoli.



Última Hora