Rajoy anuncia su retiro: ‘va a gobernar alguien que ha perdido las elecciones’

0
Mariano Rajoy se despide (Foto PP)

Rajoy en su despedida: “Se ha sentado un precedente grave en la historia de la democracia española; gobierna el país alguien rechazado sistemáticamente por los españoles cuando se les ha pedido su opinión a través de las urnas. Alguien que no ha ganado unas elecciones nunca”

Mariano Rajoy durante su intervención en el Comité Ejecutivo Nacional del PP, este martes, ha anunciado su retiro como presidente del partido, expresando que ha llegado el momento de poner el punto final a esta etapa.

“El PP ha de seguir avanzando y construyendo su historia de servicio a los españoles bajo el liderazgo de otra persona.
Lo hago por dos razones. Es lo mejor para mí y para el Partido Popular. O dicho de otra forma, es lo mejor para el Partido Popular y para mí, y creo que también para España y lo demás no importa nada.
Por eso, os propongo la convocatoria de la Junta Directiva Nacional para convocar un Congreso Extraordinario para abrir una nueva etapa en nuestro partido con una nueva dirección y con más ilusión que nunca.
Cumpliré mi mandato de presidente del Partido Popular hasta el día en que elijáis a la persona que me vaya a sustituir. Y dada en la situación en la que me encuentro, lo haré con prudencia y con el grado de intervención que es debido. No plantearé ningún cambio ni en el partido, ni en los grupos parlamentarios ni en ningún otro lugar, porque creo que eso le corresponde a quien me suceda en la presidencia, si quiere.
Os agradezco que me hayáis permitido anunciar esta decisión de esta manera. Llevo mucho tiempo en política y sé apreciar en todo lo que vale vuestro respeto. Soy consciente de la enorme lealtad que he tenido por parte de todos vosotros hasta el último día. Ha sido un privilegio.
He tenido el privilegio de ser vuestro presidente durante 14 años, los mejores de mi vida política.
Me llevo el orgullo de haber presidido el partido más importante por su tamaño, sus afiliados, sus electores, el número de sus cargos representativos y, sobre todo, por los beneficios aportados a España”.

PSOE

Al referirse al papel del PSOE, un partido perdedor que no ganó en las urnas, dijo:

“La primera valoración de lo ocurrido y la más importante, la que nunca se debe olvidar, es que va a gobernar alguien que ha perdido las elecciones.
Se ha sentado un precedente grave en la historia de la democracia española; gobierna el país alguien rechazado sistemáticamente por los españoles cuando se les ha pedido su opinión a través de las urnas. Alguien que no ha ganado unas elecciones nunca.
Muchos de vosotros habéis sufrido una experiencia semejante: habéis ganado las elecciones autonómicas o municipales y no habéis podido gobernar por los pactos entre partidos que perdieron las elecciones; pero con ser cierto esto, no es menos cierto, que ese comportamiento jamás había llegado al Gobierno de la Nación. Y lo que es peor, para hacerlo ha tenido que hacerse acompañar por los grupos más extremistas de la izquierda populista y del independentismo sectario.

Por primera vez en nuestra historia gobierna España quien ha pedido las elecciones, y no por una diferencia corta. Ese estigma acompañará a este gobierno desde el primer minuto de su existencia y hasta el final. Pero no sólo a este gobierno; el Partido Socialista Obrero Español, que se ha hecho acreedor de tantos méritos en la historia reciente de nuestro país, ha dilapidado toda su herencia para embarcarse en un proyecto de futuro muy incierto y con pésimos compañeros de viaje, los independentistas de Cataluña y Bildu, por si eso no fuera suficiente. También esto sucede, por primera vez, en nuestra historia”.

Sobre Cataluña y el papel de Ciudadanos

Al referirse a tema de Cataluña y al papel de Ciudadanos, el partido de Albert Rivera, Rajoy expresó:

“Ni hubo independencia, ni Puigdemont es presidente, ni forman parte de ese gobierno personas que están en la cárcel o huidas. Hay otros que dicen que ante un reto semejante lo hubieran hecho infinitamente mejor – como no puede ser de otra manera en ellos- Nunca lo sabremos, pero lo que sí que vemos es que, por no saber, no saben ni siquiera hacer oposición al independentismo.
Me estoy refiriendo a Ciudadanos, cuya victoria electoral en Cataluña no sirvió para dar la batalla al independentismo allí, sino para generar toda la inestabilidad posible al PP aquí en Madrid.
Y tanto afán por hacer oposición al Gobierno que defendió la unidad de España nos ha llevado, al fin, a un nuevo gobierno que llega al poder aupado por los independentistas. Paradojas de la vida.
Sobre este asunto quiero hacer solo una última consideración: Hemos aplicado el artículo 155 de la Constitución, por primera vez en la historia de España, lo hemos hecho por convicciones democráticas. Destituimos a un gobierno, pero al tiempo convocamos elecciones. Siempre entendimos que el artículo 155 era un delicado mecanismo constitucional y así lo hemos aplicado, con respeto a los fundamentos y a los valores constitucionales.  Los independentistas tienen derecho a existir y a gobernar si ganan las elecciones, pero no a incumplir la ley ni a pasar por encima de la voluntad de la gente”.

ETA

Sobre la banda terrorista y su disolución, Mariano Rajpy dijo:

“Creo que el presidente del Partido Popular está obligado a hablar de la disolución de ETA.
¿Se hubiera producido de la misma manera si hubiéramos caído en la
tentación de negociar, como todos hicieron antes y como tantos nos pidieron
ahora? Los propios terroristas lo dijeron. Este gobierno nunca respondió
a sus llamadas, nunca, jamás. ¿Es que acaso hemos procedido a
un acercamiento de presos? Yo no, y no será porque no nos lo hayan
pedido con insistencia. Nunca este Gobierno ha negociado nada con
ETA, otra calumnia –porque lo es- que se agitó contra nosotros y que hoy
se revela con toda su diáfana falsedad.
Queridos amigos, permitidme casi una reivindicación personal. En esta
cuestión del final de ETA se ha demostrado que, en ocasiones, lo más
difícil y lo más útil, repito, lo más difícil y o más útil, es no moverse cuando
no toca, quedarse quieto y mantener con rigor la posición en la que
crees. Pasó lo mismo con el famoso rescate, también entonces había un
clamor de voces pidiendo que nos moviéramos. Pues bien, nos quedábamos
donde estábamos. No nos movimos y acertamos. Sé que esta
reflexión no encaja en los tiempos líquidos que vivimos, pero es así desde
que Homero describió a Ulises atado al mástil de su barco para no
sucumbir a los cantos de las sirenas”.

 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí