El lamentable papel del PSOE y Pedro Sánchez sobre Venezuela y Brasil

0
Sede del PSOE en Madrid (Foto: archivo ICN Diario)

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) acumula contradicciones y su secretario general y presidente sin votos del Gobierno de España, Pedro Sánchez, parece no entender que fracasa cada día y que su prestigio – si alguna vez lo tuvo- cae en picada.

En una entrevista en Antena 3 en septiembre de 2014 Sánchez aseveraba: “Ni antes ni después el Partido Socialista va a pactar con el populismo” y más tarde agregaba en forma contundente: “el populismo es la Venezuela de Chávez, la pobreza, las cartillas de racionamiento, la falta de democracia y, sobre todo, la desigualdad”.

Pero luego se olvidaría de sus aseveraciones y pactaría con Podemos y en la actualidad los ultrachavistas de Pablo Iglesias, son el sostén de su precario gobierno.

Para contentar a su “socio” chavista, Pedro Sánchez, ahora ignora el sufrimiento del pueblo de Venezuela y habla de un diálogo entre venezolanos, cuando sabe que Maduro, el dictador, No cumple nada de lo que acuerda en la mesa de negociaciones.

Sumado a las acciones impresentables de Rodríguez Zapatero, Sánchez, no condena al salvaje gobierno de Nicolás Maduro.

La corrupción del PT

Por si fuera poco en el portal del PSOE, previo a la segunda vuelta electoral en Brasil, los socialistas españoles tomaron partido por la corrupción del PT y defendían el voto a Fernando Haddad con frases de intromisión en los asuntos internos de Brasil como:

“Fernando Haddad es la alternativa de progreso frente a Jair Bolsonaro, el candidato ultraconservador del Partido Social Liberal que está encabezando las encuestas con una campaña de crispación con mensajes homófobos y contrarios a los derechos de las mujeres”, ha declarado Gómez.

El responsable de política internacional ha hecho un llamamiento a las fuerzas progresistas para sumar apoyos en torno a Fernando Haddad, “que encarna la alternativa progresista en Brasil, con un programa basado en la defensa de los servicios públicos como la sanidad y la educación frente a la privatización, la igualdad de oportunidades independientemente de las posibilidades del hogar donde hayas nacido, una fiscalidad progresiva para financiar servicios y acabar con el déficit, la transición ecológica, los Objetivos de Desarrollo Sostenible o la lucha contra la deforestación, frente a un Bolsonaro que solo nombra una vez el medio ambiente en su programa”.

De espaldas al pueblo de Brasil, el PSOE, no tomó en cuenta que los brasileños estaban hartos de la corrupción del partido de Dilma Rousseff y Lula hoy preso por corrupto.

Lamentable que el PSOE avale las tramas corruptas del “Mensalao” y el “Lava Jato” dónde los principales dirigentes del PT terminaron en la cárcel, Lula incluído.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí