La Unión Europea está dispuesta a abrir una oficina de ayuda humanitaria en Caracas de inmediato

Federica Mogherini explicó que la construcción del objetivo del proceso de acompañamiento incluye “la liberación de presos políticos, relacionados a la prohibición de candidatos, reconocimiento del rol de la Asamblea constitucional, las prerrogativas de sus miembros, la facilitación de asistencia internacional, la eliminación de obstáculos para la participación de los partidos políticos y la colaboración para que se puedan dar elecciones libres y justas”

0
Vicepresidenta y representante para Asuntos Exteriores de la Unión Europea, Federica Mogherini (Foto Sala de Prensa)

En el último año, la Unión Europea destinó 60 millones de euros como apoyo a los venezolanos, tanto en el país como en los vecinos. Además, fue autorizada este jueves 7 una transferencia de 5 millones de euros con el mismo fin. La alta representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, aseguró que está en condiciones de instalar una oficina de ayuda humanitaria en Caracas, capital de Venezuela.

El Grupo Internacional de Contacto para Venezuela se reunió por primera en la Torre Ejecutiva, sede del Gobierno de Uruguay este jueves 7 de febrero. Uno de los puntos abordados fue el envío de ayuda humanitaria a ese país, que se debe canalizar para que llegue a quienes los que necesitan, de manera imparcial e independiente, para que no se vea politizada.

Por este motivo, garantizó que la Unión Europea está en condiciones de abrir una oficina en Caracas para gestionar la ayuda humanitaria y que puede hacerlo en el plazo de una semana. Recordó que entre 2018 y principios de 2019,  la Unión Europea movilizó 60 millones de euros, a los cuales se añadieron este jueves 5 millones de euros más.

Federica Mogherini explicó en conferencia de prensa que la construcción del objetivo del proceso de acompañamiento incluye “la liberación de presos políticos, relacionados a la prohibición de candidatos, reconocimiento del rol de la Asamblea constitucional, las prerrogativas de sus miembros, la facilitación de asistencia internacional, la eliminación de obstáculos para la participación de los partidos políticos, la descalificación de los líderes políticos y la colaboración para que se puedan dar elecciones libres y justas”.

El Grupo Internacional se fijó un plazo de 90 días para examinar el trabajo efectuado por esta herramienta diplomática, que no significan un marco de tiempo para un cronograma electoral. “Acompañar este proceso requerirá, necesariamente, diálogo y contacto”, explicó la diplomática. “En años pasados hubo experiencias de diálogo y negociación que no rindieron frutos”, por eso comprende “el escepticismo del pueblo venezolano”. “La intención es acompañar el surgimiento de un proceso electoral”, concluyó.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí