Nicolás Maduro: Retrato de un demente que baila salsa mientras quema la ayuda humanitaria

Envalentonado y rodeado de sus guardaespaldas en un mitín posterior al fracasado concierto de "artistas" denominado "manos fuera de Venezuela" donde apenas logró reunir cerca de tres mil personas, el salvaje dictador junto a su mujer se pusieron a bailar y cantar, ignorando el drama humanitario que vive su país

2
Maduro bailando salsa este sábado con su esposa Cilia Flores mientras ordenaba quemar los camiones con la ayuda humanitaria y reprimir al pueblo (Foto TV)

Es un homicida; sus manos tienen la sangre de las víctimas que hizo asesinar para perpetuarse en el poder. Corrupto él y su séquito de terroristas de Estado, que han escrito las páginas más negras de la historia de Venezuela.

Envalentonado y rodeado de sus guardaespaldas en un mitín luego del fracasado concierto de “artistas” denominado “manos fuera de Venezuela”, donde apenas logro reunir cerca de tres mil personas, el salvaje dictador junto a su mujer se pusieron a bailar y cantar mientras ordena quemar los camiones con la ayuda humanitaria.

El pueblo muere de hambre y los hospitales no tienen medicamentos, pero el demente festeja.

El sátrapa insiste con su delirio: “A mí me dejó el comandante Chávez. Por algo me dejó, por algo ustedes me han hecho presidente y me han reelegido por segunda vez ¿Saben qué es lo que tengo? Amor y la pasión por esta patria y su derecho al futuro grande, al futuro propio. Esa es la fuerza que a mí me anima. Me anima el juramento que hice con el más grande hombre bolivariano, de estos siglos, nuestro comandante Hugo Chávez. Nunca jamás traicionaré el juramento sagrado que hice con el comandante Chávez de defender la patria, al pueblo y de construir el socialismo del siglo XXI”, expresó el jefe de la gavilla que azota a Venezuela.

Si Chávez resucitara, lo sacaría a patadas por lo que ha hecho con Venezuela.

En otra de sus farsas dijo que defendería al país con su vida, pero como buen cobarde se esconderá, o saldrá corriendo, cuando las fuerzas demócratas recuperen el control en Venezuela.

Mientras, el títere de Raúl Castro, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, que finge ser el presidente de Cuba, dijo en una red social “Basta de pretextos falsos para cubrir planes siniestros. Ayuda humanitaria necesitan los pueblos empobrecidos por tantas bases militares y tantas agresiones imperiales. Basta de cinismo”. Eso; basta de cinismo señor Díaz-Canel.

En secreto sigue hablando con el pajarito de Chávez, pero no lo cuenta públicamente para que no piensen que está loco y, tampoco ha vuelto a utilizar la máquina del tiempo para viajar al futuro, porque lo que vio no le gustó y además el aparato funciona con pilas alcalinas y ya ni eso se consigue en Venezuela.

2 Comentarios

  1. Maduro, su mujer Cilia Flores, Díaz- Canel,
    la mujer más fea del mundo,
    Delcy Rodríguez y Cabello entre muchos chavistas, son delincuentes de la peor caradura moral. Asesinos y ladrones.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí