Paro general en Argentina: Gobierno dictó la conciliación obligatoria para siete gremios

Sin embargo, esta medida del Gobierno no afecta la médula del paro, porque no incluye al gremio de Camioneros, ni a los de los bancos, ni a CTERA, que son los más fuertes que convocaron a la medida de fuerza

0
El sindicato de los bancarios colocó carteles en Buenos Aires invitando al paro de este martes, donde destaca los aumentos de los servicios públicos (Foto ICN Diario)

Antes del comienzo del paro general convocado para este martes, la Secretaría de Trabajo de la Nación acordó con siete gremios y cámaras empresarias la conciliación obligatoria para evitar el paro en sindicatos de transporte, estatales y del área de comunicación.

Sin embargo, esta medida del Gobierno no afecta la médula del paro, porque no incluye al gremio de Camioneros, ni a los de los bancos, ni a CTERA, que son los más fuertes que convocaron a la medida de fuerza.

En el sector del transporte, se logró frenar la huelga prevista por los gremios UPSA y APA, pero para Intercargo, como así también se logró el acuerdo con APLA para los empleados de Aerolíneas Argentinas y con la Federación Marítima Portuaria. En cuanto a los gremios estatales, se acordó la conciliación con Protección y Seguridad a la Aeronavegación (ATEPSA) y con el sindicato de Argentina Sociedad del Estado (EANA).

El Frente Sindical para el Modelo Nacional (Fresimona), las CTA y los gremios del sindicalismo combativo ratificaron el paro de 24 horas convocado para el martes, que afectará parcialmente la circulación del transporte público de pasajeros, como así también el normal dictado de clases y la prestación de servicios de salud.

Además, los distintos sectores sindicales que participan de la medida de fuerza confirmaron la convocatoria a una marcha a Plaza de Mayo que se desarrollará después del mediodía, a la que se sumaron, aunque a través de una columna independiente, los gremios combativos. Así lo anunciaron en una conferencia de prensa ofrecida durante la mañana del lunes en la sede del gremio docente Ademys, ubicada en la calle Solís al 800, en el barrio porteño de Monserrat.

Allí, ese sector de gremios expresó su adhesión a la medida de fuerza “pero de manera muy crítica porque llega muy tarde y no ha tenido ningún tipo de preparación”, según afirmó el secretario general del gremio Cicop, de la provincia de Buenos Aires, Guillermo Paganini. De acuerdo con lo previsto, el paro afectará la circulación de los subtes, como así también de algunas líneas de colectivos, sobre todo provenientes del sur del conurbano.

 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí