Gobierno interino de Venezuela recupera embajada en EEUU en manos de ultrachavistas

En la mañana de este jueves, dos patrullas del Servicio Secreto estadounidense se retiraron de la sede presuntamente llevándose a los cuatro activistas de Code Pink apostados allí durante semanas

0
El grupo independiente Code Pink ocupó la sede diplomática durante varias semanas, pese al reclamo de exiliados y acciones de la policía local, así como la oposición del gobierno de Estados Unidos. Sus miembros fueron desalojados el jueves 16 de mayo de 2019. (VOA)

El embajador en Estados Unidos del gobierno interino de Venezuela, Carlos Vecchio, celebró este jueves lo que calificó como el “cese de la usurpación” después de que fuese desalojada por autoridades estadounidenses la embajada venezolana en Washington, ocupada durante varias semanas por activistas del grupo Code Pink, que respaldan al presidente en disputa Nicolás Maduro.

En una rueda de prensa fuera de la sede diplomática, Vecchio aseguró que de ahora en adelante el edificio ubicado en el reconocido vecindario de Georgetown será la “embajada de la libertad” y se convertirá en un símbolo de “seguridad”.

“Hoy es un momento histórico porque luego de 20 años de opresión hemos sembrado acá la semilla y la bandera de la libertad y de la democracia”, afirmó.

Detalló que de los seis edificios que están en EE.UU. y son propiedad del Estado venezolano, el gobierno encargado ya tiene el control de todos “como acto de soberanía”.

“Hemos recuperado no solo este, sino también las dos residencias que le pertenecen a Venezuela. Tanto la del embajador, como del embajador de la OEA”, agregó el diplomático.

Vecchio aseguró que todo el proceso lo hicieron con “mucha responsabilidad” y que siguieron todos los pasos legales y cumpliendo los tratados internacionales, además de llevarlo en coordinación con el gobierno estadounidense.

Agradeció la decisión de la diáspora venezolana en Washington y otras ciudades de EE.UU. de resguardar la sede diplomática, y a las fuerzas de seguridad estadounidenses por cumplir con la decisión.

Expuso que el edificio está siendo actualmente revisado, sus aspectos de seguridad, y que su equipo realizará su propia inspección para luego poder ocuparla y abrirla al público.

Además de los servicios consulares que van a poder ofrecer a los migrantes venezolanos, reveló que la sede se convertirá en un centro de recolección de ayuda humanitaria.

En la mañana de este jueves, dos patrullas del Servicio Secreto estadounidense se retiraron de la sede presuntamente llevándose a los cuatro activistas de Code Pink apostados allí durante semanas.

Mara Verheyden-Hilliard, abogada de los activistas, confirmó en el exterior de la embajada que “fueron arrestados”. Code Pink confirmó el arresto.

VOA

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí