Juan Sartori, las encuestas y la humildad antes que nada

ARTÍCULO DE OPINIÓN

3
Juan Sartori (Foto ICN Diario)

Que Juan Sartori no comulga con la humildad que debe tener alguien que se postula por primera vez como precandidato de un grupo político, eso está claro. Sin trayectoria que avale lo que dice y con pocos meses en el Partido Nacional se cree el salvador de la República, aunque no conociera cual es el salario mínimo nacional o el índice de desempleo y que ignore el drama de los desaparecidos, entre otras cuestiones.

La soberbia nunca es buena consejera y el empresario Sartori que confiesa no haber tenido tiempo para venir a votar a Uruguay, pero si para hacer negocios con el gobierno de Mujica con el tema de la marihuana, derrapó en un desayuno de ADM al aseverar que “Asumo el compromiso de mantenerme en la política liderando este movimiento, me vaya como me vaya en la interna. Hoy hay muchas chances de ganar, ya esto es una interna entre dos”, dijo desdeñando la presencia de Larrañaga.

Sobre los sondeos de opinión dijo que “demuestran que estamos haciendo las cosas bien, con un equipo cada vez más grande que ve como estamos trabajando en campaña y como vamos a trabajar mañana en gobierno”, aseveró.

Algunas encuestas de empresas locales lo sitúan a Sartori en un segundo lugar, pero una internacional de origen español, lo coloca tercero muy lejos de los dos primeros, Lacalle Pou y Jorge Larrañaga. Este miércoles otra consultora uruguaya pone a Lacalle primero y a Larrañaga y Sartori empatados en el segundo lugar. Así que está por verse quien acierta y quien no y no da para creerse ganador anticipado como lo hace el empresario que ganó una de las licitaciones para la producción de marihuana en Uruguay y que según el semanario Búsqueda, acrecentó su fortuna en 50 millones de dólares a través de esa droga.

LEA: Sartori ganó más de US$ 50 millones con la marihuana

El sentirse ganador cuando aún falta mucho, no habla muy bien de quien debe asumir un rol de inexperiente en política y esperar para ver como se decanta su presencia en las urnas.
Pero a la vez su mensaje desconcierta y nada deja en claro. Habla de unidad pero desliza comentarios en contra de sus correligionarios: “La gente estaba un poco cansada de ciertas prácticas políticas. El hecho de que una figura nueva adopte esta posición genera contagio de poder hacer las cosas diferentes”, señaló en ADM.

A mí, como votante, no me engañan los peligrosos cantos de las sirenas y un baño de humildad nunca viene mal.

Los columnistas y colaboradores escriben a titulo personal y las opiniones vertidas en este medio, no reflejan necesariamente la línea editorial del periódico.

3 Comentarios

  1. Yo creo que hay una estrategia que es la siguiente. Imaginen el desbande en el Partido Nacional si el Sartori queda segundo y es candidato. Una gran mayoría de blancos jamás votarían al empresario por la gran desconfianza que se le tiene
    Resultado: Mujica feliz y cuarto mandato del FA

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí