Los cómplices que sostienen la dictadura de Nicolás Maduro

Estos rostros- que no son de todos los terroristas que acompañan al dictador- tienen como su jefe, las manos manchadas con la sangre de sus compatriotas vilmente ejecutados por el séquito del terror que sirve de rodillas al tirano. Ellos son cómplices de las muertes que ocurren en Venezuela

0
Los rostros de la dictadura en Venezuela: Maduro, Cabello, Delcy, Héctor Rodríguez, Tarek Saab, Iris Varela, Tibisay Lucena, Tareck El Aissami, Gladys Gutiérrez, Maikel Moreno, Vladimir Padrino y Elías Jaua. No son todos, hay más

Nicolás Maduro y parte de los siniestros personajes del régimen dictatorial que reprime y asesina a diario al pueblo venezolano en las marchas pacíficas. Aunque hay más serviles que iremos mostrando en próximas ediciones.

Los dictadores de Venezuela jamás han estado cerca del pensamiento del Libertador, pero una frase histórica de Simón Bolivar anticipa el fin de la tiranía chavista: “Todos los pueblos del mundo que han lidiado por la libertad han exterminado al fin a sus tiranos”.

Estos rostros- que no son de todos los terroristas que acompañan al dictador- tienen como su jefe, las manos manchadas con la sangre de sus compatriotas vilmente ejecutados por el séquito del terror que sirve de rodillas al tirano. Ellos son cómplices de las muertes que ocurren en Venezuela.

El jefe de la tiranía, Nicolás Maduro, un personaje sin inteligencia y sin educación; bueno, ¿dónde hay un dictador inteligente?.

Diosdado Cabello, un tenebroso personaje que funge de “bravucón”, amparado en la fuerza que despliegan la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y el despiadado Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), brazos ejecutores de la dictadura de Nicolás Maduro. Cabello es otro de los personajes más desagradables del régimen y ahora preside la ilegal Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Delcy Eloina Rodríguez, alias «Betty» o “la cacatúa”, es la vicepresidenta del régimen del terror y una máquina de insultos y agravios a quién se le ponga por delante. Le gusta más generar un escándalo que actuar con diplomacia, tema del que no tiene el mínimo conocimiento. Resentida con el mundo que la rodea, es uno de los personajes más cuestionados del régimen y sin un ápice de humanidad por lo que sufren sus compatriotas.

Héctor Rodríguez, es un ultrachavista Gobernador en fraguadas elecciones del estado Miranda, es un personaje desagradable dentro de los muchos que viven postrados al servicio del régimen; es más, es el “mandadero” de Maduro que tanto sirve para un barrido como para un fregado.

Tarek William Saab, se autotitula como poeta, pero no es más que un oscuro personaje que funge como Fiscal general, pero es tan obsecuente que solo defiende al régimen. Su propio hijo le pidió que recapacitara ante las muertes de los venezolanos, pero no le hizo el menor caso. Su ego es tan grande como las secciones de fisicoculturismo que realiza a diario. Pasa horas frente al espejo “admirando sus músculos”.

Iris Varela, ministra de Asuntos Penitenciarios, su boca es una cloaca cuando insulta tratando de defender al nefasto sistema carcelario de Venezuela, uno de los peores del mundo. No sabe explicar la aparición de cadáveres escondidos en una prisión bolivariana.

Tibisay Lucena, al frente del ultrachavista Consejo Nacional Electoral (CNE), donde solo recibe órdenes de la dictadura y desde donde crea e inventa normas para hacer desaparecer a los partidos de la oposición.

Tareck El Aissami, un intolerante venezolano-sirio, nombrado a dedo como Ministro del Poder Popular para Industrias y Producción Nacional de Venezuela y Vicepresidente para el Área Económica, pero está acusado de tráfico de drogas y supuestos vínculos con grupos terroristas islámicos.

Gladys Gutiérrez Alvarado, expresidenta del inexistente Tribunal Supremo de Justicia (TSJ, una obsecuente chavista, capaz de torcer y violar la Carta Magna para darle ilegalmente la razón al gobierno dictatorial.

Maikel Moreno, el presidente del corrupto Tribunal Supremo de Justicia del chavismo, Maikel José Moreno Pérez, un exconvicto por homicidio, es un ex funcionario policial condenado por el asesinato de una joven en el Estado de Bolívar en 1987, mientras era miembro de la temible policía política venezolana. El oscuro pasado de Moreno Pérez, se refleja en su prontuario donde destaca que en 1987 fue condenado y enviado a la cárcel por ese asesinato y solo llegó a estar dos años en prisión por este crimen, viéndose beneficiado por un artilugio procesal, salió en libertad y volvió a ocupar su cargo policial. Nuevamente en 1989 Maikel Moreno Pérez, aparece involucrado en el homicidio de Rubén Gil Márquez, un hecho ocurrido en Caracas. Fue dado de baja de su cargo de oficial de seguridad.

Vladimir Padrino López, ministro del Poder Popular para la Defensa, en contra de la Constitución ha politizado a las Fuerzas Armadas obligándolas a alabar a Hugo Chávez en actos públicos. Padrino López es uno de los brazos ejecutores de la salvaje represión contra el pueblo venezolano.

Elías Jaua, un obsecuente que le viene bien cualquier cargo. Intolerante y arrogante protagonizó en Brasil el sonado caso de hacer viajar a su empleada doméstica con un arma generando un conflicto diplomático entre ambos países. Ahora Maduro lo pone al frente de la creación de la trampa para la ilegal Constituyente.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí