Los miembros de Code Pink en Embajada de Venezuela en Washington reciben orden de desalojo

En la carta de desalojo las autoridades explican que quienes se rehúsen a seguir la orden, serán encarceladas y procesadas judicialmente. "Anunciaremos próximos pasos pronto. Cesará invasión y pronto usurpación", aseguró Vecchio

0
El grupo de extremistas de Code Pink, tiene las horas contadas para abandonar la embajada

Autoridades federales estadounidenses notificaron este lunes a los cuatro miembros del grupo comunista Code Pink que se encuentran en la Embajada de Venezuela en Washington que deben desalojar el edificio, después de más de 30 días de ocupación.

Los oficiales rompieron el candado ubicado en la puerta principal y dialogaron con ellos algunos minutos. Sin embargo, volvieron a salir cerrando la puerta tras ellos, pues las personas que se mantienen en la sede diplomática piden la mediación de un tercer país para la resolución de este conflicto.

La información de la orden de desalojo primero la dio a conocer el embajador de Venezuela en Estados Unidos nombrado por el presidente Juan Guaidó, Carlos Vecchio, a través de su cuenta de Twitter.

En la carta explican que quienes se rehúsen a seguir la orden, serán encarceladas y procesadas judicialmente. “Anunciaremos próximos pasos pronto. Cesará invasión y pronto usurpación”, aseguró Vecchio.

Sin embargo, no queda claro en un primer momento si las autoridades les dieron fecha o plazo para que irse o incluso quien habría emitido la orden.

Code Pink también se hizo eco de la carta, pero aseguran que la orden es ilegal según el derecho internacional.

“ÚLTIMA HORA: Autoridades acaban de colocar esta “orden de desalojo” en la embajada de Venezuela. Ordena a todos los que están adentro que se vayan inmediatamente y amenaza con arrestar a aquellos que se niegan a cumplir con las órdenes. ¡Esto es ilegal según el derecho internacional!”, se lee en el tuit.

Los activistas no reconocen al gobierno del presidente interino Juan Guaidó y aseguran que se oponen a una intervención estadounidense en Venezuela, por lo que decidieron ocupar la sede después de que salió la representación del gobierno en disputa.

El texto de la carta de desalojo resalta la decisión de la administración del presidente Donald Trump de reconocer a Guaidó como único líder legítimamente electo en la nación sudamericana y por ende reconoce a sus representantes en el exterior, como Vecchio.

Esta situación ocasionó que tanto partidarios del movimiento, como quienes están de acuerdo con el desalojo, se acercaran hasta el edificio número 1099 de la calle 30 en Washington D.C, en el reconocido vecindario de Georgetown, donde se encuentra ubicada la embajada.

La Voz de América se hizo presente en el lugar y pudo observar cómo la policía mantuvo controlada la situación; mientras unos gritaban ‘’fuera”, otros aseguraban “no volverán”, refiriéndose a los integrantes de la oposición venezolana.

La Embajada de Venezuela en Estados Unidos se volvió estas últimas semanas en el reflejo de una batalla política en medio de un conflicto mayor que encara la nación sudamericana.

Por un lado, los activistas de Code Pink aseguraron que tienen permiso del “dueño legal” del edificio, refiriéndose al gobierno en disputa. Mientras que migrantes venezolanos decidieron acampar a las afueras del edificio para proteger “los activos de la nación”.

Toda la situación escaló el jueves pasado cuando las autoridades cortaron el servicio eléctrico y los venezolanos, a las afueras de la sede diplomática, impidieron que entrara más gente o entregaran provisiones para quienes estaban adentro.

El Departamento de Estado los ha calificado de “intrusos” e instó en varias oportunidades a que abandonen la instalación. Por su parte, el canciller Jorge Arreaza aseguró en una rueda de prensa a finales de abril que es “bienvenida” la ayuda del grupo para la protección de la embajada. “Es una acción preventiva que ellos tomaron, y nosotros la apoyamos”, indicó Arreaza.

Este “Colectivo de Protección de la Embajada”, como se hace llamar, llegó a contar con hasta 50 personas viviendo dentro de la embajada durante el pico de la ocupación.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí