Alberto Fernández: ‘Yo critiqué a Cristina Kirchner por soberbia y arbitraria, no por deshonesta’

Alberto Fernández, fue un duro crítico del gobierno de Cristina pero cuando ésta, imprevistamente lo designó como candidato, cambió el discurso y sus feroces ataques a la exmandataria se volvieron elogios

1
El candidato kirchnerista visitó a Mujica (Foto Twitter Alberto Fernández)

El candidato a presidente de Argentina en la fórmula con Cristina Kirchner como vice, estuvo en Montevideo para hacer una visita a José Mujica.

Al salir en barco por el puerto de Buenos Aires, fue recibido por Juan Carlos López Mena el empresario naviero allegado al kirchnerismo. En Montevideo mientras tanto los trabajadores de Buquebus realizaban protestas por los 120 empleados despedidos y los incumplimientos de la empresa. Pero Fernández no vio nada de eso; iba a realizar contactos políticos y llevaba un libro que su jefa le enviaba a Mujica. Un mandado bien hecho.

Fernández, fue un duro crítico del gobierno de Cristina pero cuando ésta, imprevistamente lo designó como candidato, cambió el discurso y sus feroces ataques a la exmandataria se volvieron elogios.

Luego de reunirse con Mujica y al ser consultado por los periodistas sobre los procesamientos por corrupción que pesan sobre la expresidente, Fernández respondió: “No dudo de la inocencia de Cristina, por lo cual creo que si en Argentina la Justicia impera, será absuelta siempre. Si yo dudara de la honestidad de Cristina nunca hubiera aceptado estar junto a ella”, aseveró.

Luego añadió que a Cristina Kirchner “la he criticado por soberbia, por momentos por arbitraria, pero la verdad por deshonesta no la critiqué”.

Sin embargo, Fernández no puede eludir el archivo de los feroces conceptos que emitió sobre su hoy compañera de fórmula, luego de dejar el cargo de jefe de Gabinete del kirchnerismo:

“He cuestionado a Cristina cuando Cristina hacía abuso. Cuestioné su ley de democratización de la Justicia, su ley de medidas cautelares, el modo como sacó la ley de medios, prácticamente sin debate. Cuestioné todas esas cosas”.

Al referirse Fernández a otro de los hechos de corrupción que se verificó cuando el venezolano Antonini Wilson, fue descubierto ingresando de contrabando a la Argentina 800.000 dólares para lo que era la campaña presidencial de Cristina Kirchner, dinero enviado desde el gobierno de Hugo Chávez, señaló:

“Cristina apenas empezó tuvo dos golpes que la afectaron en la comprensión del conflicto: primero el caso Antonini Wilson, donde ella llegó a decir que la CIA era la causante del tema; y el campo. Cuando fue lo del campo, ella sintió que había una suerte de confabulación general en su contra. Y a partir de allí no pudo volver más, ella percibió que cada crítica era parte de esa confabulación”.

“Creo que ahí Cristina tiene una enorme distorsión sobre la realidad, francamente lo digo. Si Cristina revisa las cosas que dijo, debería rectificarse un montón de cosas. Llegó a decir que Alemania estaba peor que nosotros en materia de pobreza. Sostuvo hasta el final que el cepo no existía y que la inflación no es importante. Eso es negación, es una negación terca, por momentos absurda”.

“Estas cosas son las que deterioraron su base electoral. Si yo soy un pobre que vive al borde de la marginalidad y escucho que la Presidenta dice: ‘Nosotros no tenemos problemas de pobreza, el problema de pobreza lo tiene Alemania’, lo que yo siento es: ‘No se dieron cuenta de que yo existo, de que necesito auxilio’”.

“En el tercer [segundo] mandato de Cristina es dificilísimo encontrar algo virtuoso. He hecho un enorme esfuerzo: lo único virtuoso que tuvo el último mandato es el desarrollo en ciencia y tecnología”.

Alberto Fernández visitó a Mujica

El candidato del kirchnerismo visitó este viernes en Montevideo al expresidente José Mujica, para luego escribir en Twitter: “Vuelvo a encontrarme con un viejo amigo, un maestro y una gran fuente de inspiración para la misión que nos espera a los argentinos”.

Los gobiernos kirchneristas de Néstor y Cristina, fueron un azote para la economía uruguaya que se verificó en el prolongado cierre de los puentes internacionales por parte de los ambientalistas argentinos, alentados desde el gobierno ante la instalación de la papelera de UPM en Fray Bentos.

También Cristina Kirchner intentó asfixiar a Uruguay con un decreto para que los barcos mercantes, no entraran a puertos uruguayos, medida que Mauricio Macri dejó sin efecto al asumir la presidencia en Argentina.

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí