La corrupción K y los peronistas que quieren volver a la Casa Rosada y al poder

0
Los peronistas quieren volver a ocupar la Casa Rosada (Foto ICN Diario)

La Argentina aun tiene grandes riquezas, señalan analistas, que el kirchnerismo no pudo llevarse en todos los años de gobierno de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner y por eso ahora quieren volver al poder.

Hay gobernadores y senadores del peronismo que “olvidaron” la enorme corrupción y en algunos casos se vuelcan ahora a la formula presidencial Alberto “gnomo” Fernández – Cristina Fernández de Kirchner, ignorando el enorme saqueo que le hicieron al país.

Y son muchos los millones de dólares que enriquecieron a los personeros del kirchnerismo; hechos delictivos por los que ya están en la cárcel varios acólitos de la expresidente y la propia Cristina está procesada por delitos de corrupción, salvándose de ir a la cárcel amparada en sus fueros de senadora.

Y allí están, entre otros casos, el pacto de silencio con Irán; la muerte del exfiscal Nisman; los cuadernos de las coimas K; los bolsos con 9 millones de dólares de los sobornos, que intentaron esconder en un convento de monjas; la entrega de la obra pública millonaria a testaferros del gobierno kirchnerista y otras causas que están en la Justicia.

Como si nada hubiera pasado, el senador nacional y gobernador electo de Santa Fe, Omar Perotti oficializó su apoyo a la fórmula presidencial del Frente de Todos (Fernández – Fernández), en línea con la mayoría de los mandatarios peronistas y el bloque del PJ en el Senado.

El senador se expresó así en declaraciones al diario La Capital de Rosario y despejó las dudas sobre su postura de cara a las elecciones nacionales. Así, se sumó a la mayoría de gobernadores peronistas que trabajan para un triunfo del binomio Fernández-Fernández, entre ellos, el tucumano Juan Manzur, el entrerriano Gustavo Bordet y el formoseño Gildo Insfrán.

También apoyan al Frente de Todos los gobernadores Alberto Rodríguez Saá (San Luis); Sergio Uñac (San Juan); Sergio Casas (La Rioja); Alicia Kirchner(Santa Cruz); Sergio Ziliotto y Gustavo Melella, electos por La Pampa y Tierra del Fuego, respectivamente.

Los gobernadores de Chubut, Mariano Arcioni, y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, llevan a sus candidatos a diputados y senadores nacionales en una boleta corta, sin categoría presidencial, pero ambos dejaron trascender su apoyo al Frente de Todos.

Se insultan pero se aman

Es tan vergonzoso el accionar del candidato peronista Alberto “gnomo’  Fernández, que de acusar duramente a Cristina hoy es su más firme defensor y Sergio Massa ex jefe de Gabinete que habló pestes de la exmandataria, acaba de aliarse al kirchnerismo, luego que desde las bases le gritaran “traidor”.

Alberto Fernández no puede eludir el archivo de los feroces conceptos que emitió sobre su hoy compañera de fórmula, luego de dejar el cargo de jefe de Gabinete del kirchnerismo:

“He cuestionado a Cristina cuando Cristina hacía abuso. Cuestioné su ley de democratización de la Justicia, su ley de medidas cautelares, el modo como sacó la ley de medios, prácticamente sin debate. Cuestioné todas esas cosas”.

Al referirse Fernández a otro de los hechos de corrupción que se verificó cuando el venezolano Antonini Wilson, fue descubierto ingresando de contrabando a la Argentina 800.000 dólares para lo que era la campaña presidencial de Cristina Kirchner, dinero enviado desde el gobierno de Hugo Chávez, señaló:

“Cristina apenas empezó tuvo dos golpes que la afectaron en la comprensión del conflicto: primero el caso Antonini Wilson, donde ella llegó a decir que la CIA era la causante del tema; y el campo. Cuando fue lo del campo, ella sintió que había una suerte de confabulación general en su contra. Y a partir de allí no pudo volver más, ella percibió que cada crítica era parte de esa confabulación”.

“Creo que ahí Cristina tiene una enorme distorsión sobre la realidad, francamente lo digo. Si Cristina revisa las cosas que dijo, debería rectificarse un montón de cosas. Llegó a decir que Alemania estaba peor que nosotros en materia de pobreza. Sostuvo hasta el final que el cepo no existía y que la inflación no es importante. Eso es negación, es una negación terca, por momentos absurda”.

“Estas cosas son las que deterioraron su base electoral. Si yo soy un pobre que vive al borde de la marginalidad y escucho que la Presidenta dice: ‘Nosotros no tenemos problemas de pobreza, el problema de pobreza lo tiene Alemania’, lo que yo siento es: ‘No se dieron cuenta de que yo existo, de que necesito auxilio’”.

“En el tercer [segundo] mandato de Cristina es dificilísimo encontrar algo virtuoso. He hecho un enorme esfuerzo: lo único virtuoso que tuvo el último mandato es el desarrollo en ciencia y tecnología”.

Nadie en su sano juicio puede pensar que estas alianzas de conveniencia sirvan al pueblo argentino que ya les ha perdido la confianza.

Cristina Kirchner quiere volver, aun hay muchas riquezas en Argentina.

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí