La CIDH resuelve que el Estado paraguayo no es responsable de los hechos denunciados por Arrom y Martí

En la sentencia, la Corte advierte que los indicios presentados son insuficientes para inferir la conclusión de que Arrom y Martí fueron privados de libertad por parte de agentes estatales o con la aquiescencia de éstos por lo que conlcuye que el Estado no es responsable de la violación de los artículos 3, 4, 5 y 7 de la Convención Interamericana de Derechos Humanos

0
Foto: CIDH

Asunción, IP.- La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dio a conocer hoy su sentencia en el caso «Arrom Suhurt y otros» contra el Estado paraguayo, en la que declara por unanimidad que el Estado no es responsable de las supuestas violaciones a los derechos humanos que motivó la denuncia ante la instancia internacional.

«Al no haberse establecido la responsabilidad internacional del Estado, no procede pronunciarse sobre reparaciones, costas y gastos» indica la parte resolutiva de la sentencia firmada por el presidente de la CIDH, Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot, y demás magistrados que atendieron el caso.

En la sentencia, la Corte advierte que los indicios presentados son insuficientes para inferir la conclusión de que Arrom y Martí fueron privados de libertad por parte de agentes estatales o con la aquiescencia de éstos por lo que conlcuye que el Estado no es responsable de la violación de los artículos 3, 4, 5 y 7 de la Convención Interamericana de Derechos Humanos.

Igualmente concluye que el Estado no incumplió con su obligación de iniciar de oficio la investigación del caso denunciado y que igualmente llevó a cabo la investigación con la debida diligencia. Por estas razones, la Corte concluye que el Estado no es tampoco responsable de los artículos de la Convención referidos a la desaparición forzada y la prevención de la tortura.

Con esta sentencia, el caso que llevó al Estado paraguayo ante la CIDH en febrero pasado queda archivado.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí