México y Uruguay: dos visiones diferentes sobre la Guardia Nacional Militar

El modelo de fuerzas militarizadas actuando en conjunto con las policía nacionales ya funciona con éxito en España (Guardia Civil), en Portugal (Guarda Nacional Republicana), en Francia (Gendarmerie Nationale),  en Italia (Armi Carbinieri), En Chile (Carabineros), en Holanda (Koninklijke Marechaussee), en Rumania (Jandarmeria), en Polonia (Zandarmeria) y en Lituania (iesojo Saugumo Tarnyba) y ahora en México

1
El izquierdista presidente de México dijo que la creación de la Guardia Nacional militarizada "nos va a ayudar a que se enfrente el problema de la inseguridad y de la violencia, protegiendo a los ciudadanos, que haya paz, que haya seguridad pública"

Mientras que el presidente izquierdista de México, Andrés López Obrador, se congratula y aplaude que en el Senado y en Diputados votaran a favor y  con amplia mayoría su proyecto de creación de la Guardia Nacional Militar para combatir a la delincuencia en apoyo a la Policía; en Uruguay surgen voces discordantes de la izquierda al referéndum que se llevará a cabo en octubre para decidir o no la conformación de una Guardia Nacional militarizada con el mismo fin que en México, enfrentar el delito que cada día se fortalece en el país sudamericano.

El proyecto mexicano recibirá además el asesoramiento de la ONU para garantizar el tema de los derechos humanos, mientras que la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la también izquierdista Michelle Bachelet, en su visita a México destacó que esperaba que la Guardia Nacional Militar acabe con el “paradigma” de seguridad y violencia de los últimos 12 años en México, y prometió la colaboración del organismo que encabeza.

“La Guardia Nacional representa la oportunidad para construir una corporación que haga compatible las obligaciones sobre el Estado en materia de seguridad y al mismo tiempo salvaguardar los derechos humanos de sus habitantes”, aseveró Bachelet en una reunión con López Obrador.

Mientras en Uruguay la delincuencia azota a los ciudadanos y los robos con violencia y los homicidios aumentan, colectivos de izquierda inician una contra campaña para que  los ciudadanos no incluyan la papeleta para crear la Guardia Nacional cuando voten en las elecciones nacionales del último domingo de octubre.

Pero tampoco ofrecen una alternativa para acabar con los cada vez más osados delincuentes que matan y roban sin ningún escrúpulo  y hablan de educación como presunto freno a la violencia, pero nada concreto que sea una solución al grave flagelo.

El proyecto de reforma constitucional cuestionado es lisa y llanamente la creación de una fuerza militarizada en apoyo de la policía como ya funciona con éxito en varios países:

En España (Guardia Civil), en Portugal (Guarda Nacional Republicana), en Francia (Gendarmerie Nationale),  en Italia (Armi Carbinieri), en Holanda (Koninklijke Marechaussee), en Rumania (Jandarmeria), en Polonia (Zandarmeria) y en Lituania (iesojo Saugumo Tarnyba) y ahora en México.

Destacándose que en América del Sur, Chile, tiene a la fuerza militarizada de Carabineros y en América del Norte, Canadá a la Militar Police.

Guardia Civil y Policía española en patrullaje conjunto

Por ejemplo, la Guardia Civil española en su portal web se presenta como un Cuerpo de Seguridad Pública de naturaleza militar y ámbito nacional que forma parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

En cuanto a las funciones de seguridad, depende del Ministerio del Interior, cuando realiza operaciones militares, del Ministerio de Defensa español.

Francia e Italia y sus fuerzas militarizadas para el combate a la delincuencia

Operativo conjunto de control vehicular, entre Gendarmerie y la Police Nationale de Francia
Fuerzas de seguridad de Italia: Polizia di Stato y Carabinieri

No se entiende que se ignore el resultado de estas fuerzas que están perfectamente institucionalizadas y que sirven para combatir a la delincuencia en forma efectiva en una conjunción entre las policías nacionales y las fuerzas militarizadas.

 

1 Comentario

  1. Lo que pasa es que a la izquierda uruguaya poco y nada le importa la inseguridad. Parecen defender los derechos de los delincuentes.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí